Agencia MDW | WannaCry y cómo protegerte de los ciberataques
Diseño y creación de páginas web, interfaces y tiendas virtuales. SEO Orgánico / SEM Adwords. Optimización para dispositivos móviles
posicionamiento web, posicionar mi web, marketing online valencia, adwords, diseño paginas web valencia, diseño gráfico valencia, agencia seo sem,
3082
post-template-default,single,single-post,postid-3082,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,

Blog

WannaCry y cómo protegerte de los ciberataques

Código que infecta un ordenador, encripta los datos o engaña al usuario mediante suplantación de identidad, siempre ha existido. Pero el pasado 12 de mayo del 2017, la noticia de la existencia de un virus «letal», tomó transcendencia al infectar miles de ordenadores, entre ellos de grandes corporaciones a nivel mundial.

 

¿Qué es WannaCrypt?

 

WannaCrypt, también conocido por WannaCry o WCrypt es un malware, o dicho en castellano: un programa malicioso, tipo ransomware, cuyo objetivo es solicitar un rescate. Un código que se instala en tu ordenador al hacer clic en un enlace y encripta la información del disco duro (la oculta mediante una clave). Para conseguir la clave que reestablece tu información te obligan a pagar un rescate. Aunque nadie te garantiza que tras pagar este rescate puedas recuperar tu información.

 

¿WannaCry puede llegar a infectarme?

 

Tal vez el mismo WannaCrypt no llegue a tu ordenador, pero puede que diferentes mutaciones de este malware nos hagan cambiar la forma en la que los usuarios tratamos la información en nuestras cuentas de correo y ordenador.

 

¿Cómo me protejo de este tipo de malware?

 

Estas son las recomendaciones básicas que Inforgrafos.com da a sus clientes para mejorar la protección de su información:
 

  1. Sentido común:

    En los últimos años hemos aprendido que abrir un correo electrónico de una fuente desconocida (o dispuesto en la carpeta de spam) y hacer clic en su adjunto, puede infectar nuestro ordenador. Ahora tenemos que ir un paso más allá, antes de abrir un archivo o enlace hacernos estas preguntas: ¿Esto nos llega de un contacto de confianza? ¿El correo utiliza una sintaxis natural propia del remitente? ¿El archivo adjunto o destino del enlace nos es familiar? Sólo si todas las respuestas son afirmativas debemos abrir el adjunto o enlace, si no es así, debemos contactar con el emisor para que nos aclare el contenido de lo enviado.

     

  2. Copias de seguridad periódicas:

    Tanto en discos duros extraibles como en la nube, recomendamos el uso de Drive (Google), OneDrive (Microsoft) e iCloud (Apple) porqué siempre nos aportarán una capa extra de seguridad.

     

  3. Mantener el sistema operativo y el antivirus actualizado:

    Con esto no aseguramos evitar la infección pero si detenemos su propagación.

     

  4. Uso de discos duros encriptados:

    Encriptar la información es incluir otra capa de seguridad. Además estás haciendo lo mismo que hace WannaCrypt pero de forma controlada.

     

Para información más detallada y actualización de la entrada (con la relación de parches que eliminan esta vulnerabilidad de Windows): lee el artículo completo en Infografos.com